Impuesto sobre el patrimonio: ¿Están exentas las participaciones de una sociedad en la que el cargo de administrador es gratuito?

Artiaga Elordi Artiaga Elordi
6 de marzo de 2024 Artículo escrito por Javier Arbillaga

La Ley del Impuesto sobre el Patrimonio, en su artículo 4. ocho. Dos, establece un supuesto de exención en dicho impuesto sobre el valor de participaciones en entidades, siempre que concurran una serie de requisitos: 

  1. Que la entidad en cuestión no tenga como actividad principal la gestión de un patrimonio mobiliario o inmobiliario. 
  2. Que la participación del sujeto pasivo en el capital social sea de al menos el 5% de forma individual o, el 20%, de manera conjunta, incluyendo a su cónyuge, ascendientes, y descendientes por consanguineidad, afinidad u adopción. 
  3. Que dicho sujeto, ejerza las funciones de dirección en la entidad, percibiendo por ello una remuneración superior al 50% de la totalidad de sus rendimientos empresariales, profesionales y del trabajo personal. 

¿Qué ocurre si este último requisito de remuneración de funciones directivas no se cumple completamente desde el plano formal, pero sí se ejercen materialmente las funciones de dirección de forma clara y fehaciente?

A este respecto, el Tribunal Económico-Administrativo Regional (TEAR) de Cataluña, en resolución de fecha 16 de junio de 2023 (en la reclamación número 08/10434/2020) analiza un supuesto en el que el cargo de administrador de la sociedad en cuestión es gratuito en estatutos, recibiendo el sujeto pasivo su remuneración a través de la prestación a la sociedad de servicios profesionales y de la cesión de derechos de imagen. 

En esta resolución, el TEAR de Cataluña, siguiendo la doctrina marcada por el TEAC en sus resoluciones RG 4028/2018 y RG 1187/2020 de 26 de febrero de 2021 y 23 de noviembre de 2021, y la jurisprudencia del Tribunal Supremo (STS 15/2016, rec.2316/2015, de 18 de enero de 2016), determina que, una vez se demuestre que el sujeto pasivo ejerce funciones de dirección, circunstancia que en ningún momento niega la inspección, independientemente de que su remuneración provenga de otros servicios prestados en exclusiva, no cabe la negación del cumplimiento del requisito exigido, entre otros, en el Impuesto sobre el Patrimonio para la aplicación de la exención a las participaciones pertenecientes a empresas familiares, pues, lo esencial es, si son realizadas de forma clara y fehaciente las propias funciones de dirección, y no la denominación que se le dé a la relación contractual entre la sociedad y el administrador. 

Por tanto, sobre la base de la doctrina y jurisprudencia analizada por el TEAR de Cataluña, cuando las funciones de dirección se ejerzan efectivamente de forma clara y fehaciente, debería entenderse cumplido materialmente el requisito legal de la remuneración de las funciones directivas para la aplicación de la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio, sin que quepa la exclusión por el hecho formal de que los estatutos societarios prevean la gratuidad del cargo de administrador.

Para acceder a la resolución completa, puedes hacerlo a través del siguiente enlace.

Volver al índice

Más artículos sobre…

Otras categorías

Suscríbete a nuestro newsletter

y recibe todas las novedades referentes a Artiaga Elordi en tu bandeja de entrada.

"*" señala los campos obligatorios

Introduce tu nombre
Introduce tu email