El CRS también es adoptado por la mayoría de las jurisdicciones de Baja Tributación

Andorra Andorra
3 de mayo de 2024 Artículo escrito por Javier Arbillaga

El Common Reporting Standard, (CRS, por sus siglas en inglés) ha surgido como una herramienta clave en la lucha global contra la evasión fiscal y la opacidad en la gestión de activos financieros. No obstante, su aplicación en estados considerados de baja tributación, que comúnmente se asocian con regímenes fiscales favorables, no limita la capacidad de los contribuyentes para maximizar su eficiencia fiscal mediante el traslado de su residencia fiscal o sus activos financieros a estas jurisdicciones.

El CRS, establecido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), establece un marco que requiere que las instituciones financieras de los países adheridos recopilen información detallada sobre las cuentas financieras de los contribuyentes extranjeros y la compartan con las autoridades fiscales correspondientes de sus respectivos países. Esta información abarca detalles sobre saldos de cuentas, dividendos, intereses y otros ingresos derivados de activos financieros.

Resulta llamativo la aceptación generalizada del CRS por parte de países que históricamente han sido vinculados con el secreto bancario o regímenes fiscales favorables, como Andorra, Islas Caimán, Chipre, Costa Rica, Emiratos Árabes Unidos, Estonia, Gibraltar, Letonia, Liechtenstein, Mónaco y Suiza, entre otros.

Aunque la adopción generalizada del CRS ha planteado nuevos desafíos para aquellos que buscan minimizar su carga impositiva, los estados considerados de baja tributación continúan atrayendo la atención de individuos y empresas que buscan regímenes fiscales favorables, incluso cuando no existe confidencialidad bancaria. 

Las estrategias de planificación fiscal internacional empleadas para optimizar la situación tributaria de los contribuyentes, incluyen el traslado de la residencia fiscal o de activos financieros, generalmente a estados bajo un sistema fiscal basado en la territorialidad o el estatus de no domiciliado (non-dom).

Cada estrategia legal evaluada para optimizar la situación fiscal requiere un análisis exhaustivo de las jurisdicciones tributarias de origen y destino, naturaleza de los ingresos, el tipo de estructuras empresariales o financieras, rentas activas o pasivas, los estados fuente de las rentas…

Además, el uso de estructuras de planificación fiscal internacional, como las sociedades holding o las estructuras de propiedad intelectual, pueden contribuir a reducir la carga impositiva global de los contribuyentes.

En conclusión, el uso del (CRS) en jurisdicciones de baja tributación, y, por tanto, la inexistencia de secreto bancario no limita la capacidad de los contribuyentes para buscar estrategias legales que maximicen su eficiencia fiscal mediante el traslado de su residencia fiscal o activos financieros a estas jurisdicciones. Sin embargo, es fundamental que estas estrategias se implementen de manera transparente y en cumplimiento con todas las normativas fiscales y legales aplicables.

Volver al índice

Más artículos sobre…

Otras categorías

Suscríbete a nuestro newsletter

y recibe todas las novedades referentes a Artiaga Elordi en tu bandeja de entrada.

"*" señala los campos obligatorios

Introduce tu nombre
Introduce tu email